Opinion

¿Una realidad fantástica y fantasiosa?.

Luego de tantos años de participar en periodismo me volví algo desconfiado y reflexivo. Me refiero a Jose Lopez (JL) y sus millones “húmedos” de vergüenza.

Algunos detalles:
1º)Extrañamente JL sonreía con su casco puesto cuando lo encarcelaron.

2º) Los investigadores aseguran que el día del acontecimiento JL estaba cenando y de manera sorpresiva se levantó, dejando la cena a mitad, cargó el auto con sus millones y viajó hacía el convento.